El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación organiza un congreso para debatir sobre “La arquitectura verde de la PAC post 2020”

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, junto con la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, inaugurarán el Congreso sobre “La arquitectura verde de la PAC post 2020. Profundizando en eco-esquemas” que, organizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se celebrará del 29 a 31 de mayo en el Teatro de Zafra (Badajoz), dónde se congregarán más de 170 participantes de 16 Estados miembros.

Un foro cuya celebración en España ya anunció el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en el Consejo de Ministros de la UE del pasado mes de abril, con el objetivo de “compartir experiencias y contribuciones en el proceso ya iniciado de elaboración del Plan Estratégico”.

En las sesiones de trabajo previstas se profundizará en la arquitectura verde de la PAC, entendida como el conjunto de medidas relacionadas con el clima y el medio ambiente, analizando las importantes oportunidades que esa arquitectura verde aporta a la agricultura y ganadería, así como los retos que plantean los distintos elementos que la conforman como la condicionalidad, los eco-esquemas o las intervenciones agroambientales y climáticas.

En un momento en el que los distintos Estados miembros dan los primeros pasos para abordar la elaboración de sus planes estratégicos, este Congreso plantea el debate entre socios e instituciones comunitarias sobre cuestiones climáticas y medioambientales.

Para ello contará con la participación de la Comisión Europea, tanto de la Dirección General de Agricultura como de la Dirección General de Medio Ambiente; de los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural de diversos Estados miembros, así como con las aportaciones de universidades y centros de investigación tanto nacionales como europeos, y representantes de la organizaciones profesionales agrarias y organizaciones conservacionistas.

En las Jornadas también se incidirá en el análisis de los “eco-esquemas”, ya que constituyen un nuevo instrumento que permitirá retribuir un mayor esfuerzo medioambiental por parte de agricultores, ganaderos y silvicultores. A este respecto, se espera contar con la representación de más de 17 Estados Miembros interesados en el desarrollo de los futuros eco-esquemas y de su impacto en la agricultura europea y mediterránea.

BLOQUES TEMÁTICOS

A lo largo de los dos días de duración del Congreso se abordarán diferentes cuestiones relativas a la temática agrícola y medioambiental, agrupadas en dos grandes bloques.

En el primer bloque temático se tratará el reto medioambiental y visión general de la nueva “arquitectura verde” en la PAC desde la óptica de las instituciones europeas, con la participación de la Comisión Europea, de la Presidencia del Consejo de la UE (tanto la Presidencia rumana, que finaliza en el mes de junio su mandato, como la Presidencia finlandesa entrante), así como la visión desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español.

Posteriormente se profundizará en la realidad ambiental mediterránea, exponiendo las particularidades de nuestra agricultura mediante la visión de los principales exponentes de la agricultura mediterránea, región especialmente afectada por las consecuencias del cambio climático.

En el segundo bloque se presentarán las experiencias y casos de éxito en los sistemas mediterráneos, con la participación de varios centros de investigación nacionales e internacionales centrados en el estudio de los cultivos mediterráneos, y otros organismos vinculados al sector agrario, los cuales, a lo largo de charlas temáticas, expondrán experiencias desarrolladas con éxito para mejorar la adaptación de la agricultura a los cambios medioambientales, la mejora del uso de recursos o la potenciación de la biodiversidad en las explotaciones.

También se contará con una parte práctica, a través de la visita a explotaciones ubicadas en la zona, que reflejan la realidad de las producciones mediterráneas, dónde se podrá comprobar, sobre el terreno, distintas iniciativas en marcha que pueden servir de base para el diseño de los futuros eco-esquemas.

Imprimir Correo electrónico

Nueva convocatoria del Premio Europeo de Natura 2000

El Premio Natura 2000 está diseñado para recompensar la excelencia en la gestión de los sitios Natura 2000 y mostrar el valor agregado de la red para las economías locales. Rinde homenaje a todos aquellos que trabajan incansablemente para que Natura 2000 sea un éxito al tiempo que atrae la atención pública hacia sus logros sustanciales.

¿Qué es el Premio Europeo Red Natura 2000?

La red Natura 2000 trabaja para garantizar la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats más valiosos y amenazados de Europa, y es la pieza central de la política de naturaleza y biodiversidad de la UE. Actualmente se compone de más de 27.800 sitios. En total, cubre casi una quinta parte de la superficie terrestre de Europa y casi el 10% de las áreas marinas de la UE, lo que la convierte en la mayor red coordinada de áreas de conservación en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, a pesar de su escala y la gran cantidad de beneficios que ofrece, muchos europeos aún no han oído hablar de Natura 2000. Por eso, en 2014, la Comisión Europea lanzó el Premio anual europeo Natura 2000. El objetivo del premio es demostrar qué es la red, qué hace para preservar la biodiversidad de Europa y cómo nos beneficia a todos.

¿Cómo funciona?

Cualquier organización o individuo puede solicitar un Premio, siempre que su trabajo esté directamente vinculado a uno o más sitios Natura 2000. Los solicitantes deben completar un sencillo formulario de solicitud en línea y enviarlo antes de la fecha límite del 30 de septiembre de 2019.
Más información sobre el proceso de solicitud .

Todas las solicitudes elegibles son evaluadas por un equipo independiente de evaluadores, lo que da como resultado una lista de finalistas ( consulte más información sobre el proceso de evaluación ). Un jurado de alto nivel decidirá sobre cinco ganadores, uno para cada una de las categorías. De los finalistas, el público también elegirá a su ganador: el Premio Ciudadano . ¡En el Premio 2018, más de 50,000 ciudadanos votaron!

Todos los finalistas están invitados a la ceremonia de entrega de premios en Bruselas, que se celebrará en mayo de 2020, y los seis ganadores recibirán un trofeo y un pequeño premio financiero. Los ganadores también recibirán apoyo financiero para organizar un evento promocional en su país para promover su ganancia y crear conciencia sobre sus logros a nivel local y nacional.

Entonces, ¿por qué no aplicar ahora y obtener el reconocimiento que se merece?

¡APLICAR AHORA!

Ganadores de ediciones anteriores

Las primeras cuatro ediciones del Premio Natura 2000 han puesto de relieve la sorprendente variedad de iniciativas y la dedicación a la gestión y promoción de Natura 2000 que tienen lugar en toda Europa.

Visite los sitios ganadores de 2018 , 2016 , 2015 y 2014 y descubra más sobre sus impresionantes logros.

Los informes de Benchmarking de ediciones anteriores del Premio también incluyen consejos importantes para los posibles solicitantes, así como los administradores del sitio Natura 2000 en general.

A continuación se muestran las fechas clave del Premio Europeo Natura 2000 de 2020:

Lanzamiento de convocatoria de solicitudes. 21 de mayo de 2019
Fecha límite para solicitudes 30 de septiembre de 2019
Proceso de evaluación Octubre 2019 – Febrero 2020
Votación pública abierta Marzo – Abril 2020
Ceremonia de entrega del premio europeo Natura 2000 Mayo 2020

Imprimir Correo electrónico

Los auditores controlan la contribución de la UE a la biodiversidad en la agricultura

El Tribunal de Cuentas Europeo está realizando una auditoría para evaluar si la política agrícola de la UE ayuda a mantener y a reforzar la biodiversidad. En particular, los auditores examinarán cómo está concebida la estrategia de biodiversidad de la UE y su aplicación en la política agrícola común (PAC).

También evaluarán la aplicación, la supervisión y la evaluación de la financiación de la UE destinada a la biodiversidad en la agricultura.

La biodiversidad agrícola se refiere a todos los ecosistemas y formas de vida directamente relacionados con la agricultura, entre los que se cuentan las variedades de semillas y las razas de animales poco comunes, muchos organismos como la fauna del suelo, las malas hierbas, las plagas y los depredadores, además de todos los vegetales autóctonos y los animales que viven en una explotación agrícola o la atraviesan. La biodiversidad en la UE está sufriendo un fuerte y continuo declive, a raíz especialmente de la actividad agrícola. En vísperas del Día Internacional de la Diversidad Biológica, los auditores han publicado un avance de auditoría sobre la ayuda de la UE a la biodiversidad en la agricultura. Estos avances proporcionan información sobre una auditoría en curso y su propósito es servir de fuente de información para los interesados en la política o en los programas auditados. «Como advierte un reciente informe de ámbito internacional, un millón de especies en el mundo se encuentran en peligro de extinción. En la UE, la agricultura es el factor que más contribuye a la pérdida de biodiversidad» ha declarado Janusz Wojciechowski, Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable de la auditoría. «La auditoría del Tribunal determinará en qué grado ha sido útil la contribución de la UE para corregir esta situación e incluso revertirla». En 2011, la UE adoptó su actual estrategia sobre la biodiversidad con la finalidad de ayudar a detener la pérdida de biodiversidad para 2020. Una de sus metas principales es reforzar la contribución de la agricultura al mantenimiento, como mínimo, del mismo nivel de biodiversidad.

Según las estimaciones de la Comisión Europea, aproximadamente 85 000 millones de euros se han destinado a atajar la pérdida de biodiversidad para el período 2014-2020. La ayuda de la UE a la biodiversidad de las tierras agrícolas proviene fundamentalmente de la PAC. La auditoría evaluará la contribución de la política agrícola de la UE en el período 2014-2020 al mantenimiento y la mejora de la biodiversidad para 2020. En particular, los auditores examinarán si: o la estrategia de la UE en materia de biodiversidad y el marco jurídico de la PAC estaban bien concebidos; o la Comisión y los Estados miembros han reforzado la contribución de la agricultura a la biodiversidad; o la Comisión empleó información y datos pertinentes, fiables y actualizados para supervisar y evaluar el estado de la biodiversidad de las tierras agrícolas. Durante la auditoría se realizarán visitas a cinco Estados miembros: Alemania, Irlanda, Polonia, Chipre y Rumanía.

Imprimir Correo electrónico

Una revolución global para impulsar la agricultura y ganadería familiar

Cuando hablamos de agricultura y ganadería familiar no hablamos sólo de producción de alimentos, hablamos de respeto al medio ambiente, de protección de la biodiversidad, de creación de empleo y de lucha contra el despoblamiento.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, única organización de ámbito nacional que participa en el Foro Rural Mundial –la entidad que aglutina a nivel mundial a las asociaciones de la agricultura familiar- defendemos la necesidad de impulsar una revolución global, surgida desde los pueblos y que inunde toda la sociedad, por un modelo sostenible y de futuro, que garantice un suministro de alimentos de calidad a un precio justo para productores y consumidores.

La ONU ha declarado el periodo de 2019 a 2028 como “Decenio de la Agricultura Familiar”. Debemos aprovechar esta declaración mundial para conseguir políticas concretas de apoyo a este modelo productivo, a todos los niveles.

En el ámbito nacional, es urgente la aprobación de una Ley de la Agricultura Familiar, que fomente, apoye y proteja a los productores. A nivel europeo, es la Política Agraria Común la que puede hacer mucho para apoyar este modelo.

La presencia viva de la población rural y su compromiso con las producciones agrícolas y ganaderas desde la agricultura familiar, es determinante para suministrar y asegurar alimentos de calidad a la sociedad y para la conservación de los recursos naturales y el desarrollo sostenible.

La actividad responsable de los agricultores y ganaderos de carácter familiar permite una correcta gestión del agua, la protección de los bosques y las zonas de montaña, la prevención de los incendios forestales o el freno a la desertización.

El modelo de agricultura familiar tienen como riqueza fundamental el desarrollo de una actividad sostenible, la generación de gran parte de la actividad económica en el territorio rural, gestionando el territorio, produciendo alimentos de calidad y fortaleciendo un tejido social a lo cual contribuye de una manera esencial la participación de las mujeres; todo ello en contraposición a una agricultura de índole industrial, sin base social y dominada en muchos casos por corporaciones empresariales (agroquímicas, industriales y de la distribución) con intereses muy contrarios a los que defendemos desde UPA, y cuyas acciones suelen generar impactos negativos en la rentabilidad y viabilidad de las explotaciones familiares y en la sostenibilidad del territorio rural y medio natural.

El próximo Gobierno que surja tras las elecciones del 28 de abril deberá tener muy en cuenta a la agricultura familiar. Por ello, proponemos el desarrollo de una política transversal de apoyo al modelo de agricultura familiar sostenible. Esta política deberá contemplar ventajas en medidas de apoyo, prioridad y preferencia a la agricultura familiar y la remuneración de los bienes públicos aportados, entendiendo como agricultura familiar la que gestiona de manera directa la explotación y que esté vinculada al territorio.

Este apoyo se deberá concretar también en una ley específica y en un estatuto de la agricultura familiar, con unas ayudas específicas para las explotaciones de agricultores profesionales vinculadas al territorio. Igualmente creemos que se debe crear un “Observatorio de la situación y evolución de la agricultura familiar”.

La agricultura familiar es la que mejor puede servir para alcanzar una igualdad real entre hombres y mujeres en el mundo rural, así como el reto de conseguir un relevo generacional efectivo que resuelva el problema del envejecimiento en los pueblos.

El gran problema del relevo generacional es el acceso a la tierra. Si no fomentamos que los agricultores, conforme lleguen a la edad de jubilación, dejen las tierras para que los jóvenes las puedan trabajar, no haremos nada. Es preciso arbitrar medidas para que nuestros agricultores se jubilen dignamente y de esta manera el joven pueda acceder a los medios de producción.

Es necesario aprobar políticas públicas diferenciadoras a favor de los jóvenes, que promuevan el relevo generacional en la actividad agraria, y el reconocimiento social, jurídico y económico de la juventud dentro del sector agrario.

Pero todas estas medidas no servirán de nada si no establecemos unas reglas del juego claras en toda la cadena agroalimentaria que persigan otro de los retos –si no el mayor- que enfrentamos los pequeños agricultores: la falta de precios justos para nuestros productos.

La cadena agroalimentaria sigue enormemente desequilibrada, con industrias y cadenas de la distribución cada vez más concentradas y más poderosas. Ese enorme poder nos mantiene atados de pies y manos. Nuestras únicas opciones son la integración cooperativa y sobre todo la existencia de unas leyes que protejan al eslabón más débil.

La mejor ayuda para las explotaciones familiares es establecer normas que impidan los abusos y que nos permiten ser rentables, para vivir dignamente de la venta de nuestros productos. Ese es nuestro objetivo. Por ello luchamos cada día desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos y desde cada una de nuestras explotaciones en toda España. No dejaremos de hacerlo, nos sobran ganas e ilusión por un futuro distinto. Un futuro en el que medio rural, y los agricultores y ganaderos ocupemos el lugar que nos merecemos en la sociedad.

Imprimir Correo electrónico

El puzzle europeo, ¿oportunidad o peligro para la PAC?: Cooperativas y OPAs analizan las elecciones

Las elecciones europeas son una oportunidad para que las cooperativas y las organizaciones agrarias defiendan de nuevo la necesidad de una PAC fuerte, un sector competitivo apoyado por las instituciones y, por qué no, la oportunidad de un comisario de Agricultura y Desarrollo rural español.

Pocas veces ha estado tan en riesgo el modelo europeo, a la salida del Reino Unido se suman los problemas presupuestarios, las nuevas formaciones que se presupone que saldrán elegidas en las próximas elecciones al Parlamento Europeo y un escenario internacional convulso en términos de reglas comerciales. Pero también es el momento en el que las cooperativas y organizaciones agrarias expresen sus prioridades y sus reflexiones sobre el futuro de la agricultura española y comunitaria.

La Unión Europea (UE) está en un momento crucial, tanto su modelo como su presupuesto. ¿Ven en peligro la PAC?

COOPERATIVAS AGRO-ALIMENTARIAS (CA)-. La PAC es la única política realmente comunitaria; las decisiones sobre las reglas y el gasto se toman desde Bruselas, y con un presupuesto común que es solidario entre los Estados miembros. Hay un gran debate sobre los objetivos de la UE y su funcionamiento, que está vinculado a la negociación del presupuesto y cómo y en qué se invierte. Si los Estados miembros quieren abordar más competencias y obligaciones desde la UE con los mismos recursos, está claro que tanto la PAC como la política de cohesión, partidas que consumen cerca del 70% del presupuesto, se verían afectadas, y la PAC muy especialmente, como ponen de manifiesto las propuestas de la Comisión Europea. Para que el sector no pierda el apoyo comunitario hay que exigir dos cosas. Una, mantener el presupuesto de la PAC al nivel actual, y la segunda, preservar y seguir trabajando en la mejora del mercado único de la UE, que es fundamental para nuestro sector, y sin la cual la PAC no tendría sentido.

ASAJA (A)-. El ciudadano europeo es consciente de que hoy en día en Europa se consumen los alimentos más sanos y seguros del mundo y de que nunca como hasta estos últimos años esta seguridad y garantía de alimentos no había estado tan garantizada. Dicho esto, es muy necesario que el consumidor, que puede disfrutar de esta alimentación variada, segura y saludable varias veces al día sepa reconocer esta aportación de los agricultores y ganaderos al bienestar de nuestra población. Los gastos de la PAC suponen menos del 0’5% del PIB de la UE y a cambio ofrecen mucho mas, alimentos, medioambiente, paisaje, diversidad, cultura y vida en nuestros pueblos. Esta claro que invertir en agricultura es invertir en Europa.

COAG (C)-. Consideramos la agricultura y la alimentación como elementos estratégicos de la política de la UE, por tanto sería irresponsable que se pudiera poner en peligro. La UE debe afrontar el reto de preservar y fortalecer el modelo social y profesional de agricultura mayoritario en Europa, a través de una PAC común, integrada en la UE, fuerte, estructurada en dos pilares y con una financiación adecuada.

UPA (U)-. Toda Europa, y no solo la PAC, está en peligro. Por primera vez en unas elecciones europeas, fuerzas anti-UE tienen posibilidades de obtener resultados importantes. No es lo que nosotros queremos. Desde UPA queremos más Europa. Tenemos claro que a los pequeños agricultores y ganaderos nos irá mejor dentro de Europa que fuera. Aunque eso no significa que no puedan mejorarse muchas cosas. Apostamos por una Europa más justa y más social. Con una PAC fuerte, dirigida a los verdaderos agricultores y ganaderos que producimos alimentos, creamos empleo y mantenemos vivos los pueblos.

LA GESTIÓN DE MERCADOS EN LA UE ES NULA Y PIDEN INTERVENCIÓN Y ALMACENAMIENTO CON UMBRALES DE PRECIOS ACTUALIZADOS

-. ¿Deberían endurecerse las negociaciones en los acuerdos con terceros países para evitar la competencia desleal hacia los productores europeos?

CA-. De lo que se trata no es tanto de endurecer ni de interponer aranceles como de igualar las condiciones de competencia entre productos europeos e importaciones, que haya reciprocidad real en los acuerdos. Para ello, la UE debe ser considerada como una entidad única, es decir gestionar también las condiciones de salida, que ahora está en manos de los Estados miembros. Eso implica sufrir más de 4.000 protocolos de exportación que discriminan por producto y país, y que muchas veces implica el cierre total de un mercado que en teoría tiene un acuerdo firmado con la UE. Con esta disfunción se pierde la fuerza de la unión y es muy difícil obtener una reciprocidad real. Además, si las importaciones no respetan las decisiones políticas que como sociedad nos hemos impuesto en cuestiones de preservación del medioambiente y lucha contra el cambio climático, estaremos destruyendo tejido productivo local. El europeo podría estar consumiendo productos no sostenibles importados sin saberlo. Es una incoherencia que ya tiene efectos muy negativos.

A-. Europa es una potencia mundial en importación y exportación de productos agroalimentarios y nuestras exportaciones son un elemento esencial para la economía, no solo de España sino de la UE. Por lo tanto, es importante consolidar y reforzar y buscar nuevos mercados para nuestras exportaciones de calidad. Los acuerdos comerciales son importantes para delimitar un contexto claro y bien definido en el que poder desarrollar las operaciones comerciales. Ahora bien, se debe buscaracuerdos equilibrados, en los que no haya un sector perjudicado en beneficio de otros. Últimamente, la UE ha formado acuerdos muy interesantes (no exentos de problemas) con países avanzados, como Canadá, Japón o Corea. Están en la mesa negociaciones fundamentales como Mercosur, Australia y Nueva Zelanda, China o EE.UU. Y la agricultura no puede ser usada como moneda de cambio. Por otra parte, cualquier acuerdo es papel mojado si no se cumplen sus cláusulas en calendarios, contingentes, precios de entrada o controles en frontera. Debemos tener especial atención y ser rigurosos al máximo en el control sanitario y fitosanitario para evitar que puedan entrar plagas por importaciones que no se hayan sometido a los controles fitosanitarios de importación.

C-. La CE propugna la liberalización comercial, obligando a los agricultores europeos a competir con producciones de terceros países, obtenidas muchas veces mediante prácticas y sustancias prohibidas en Europa. Esto supone una competencia desleal y es injusto para los agricultores, pero también es un fraude para los consumidores europeos. El modelo europeo debe protegerse restableciendo, con nuevas orientaciones, el principio de Preferencia Comunitaria en base a los altos estándares de calidad y seguridad alimentaria, sociales ymedio ambientales exigidos en la UE.

U.- Un buen acuerdo es aquel que beneficia a ambas partes, en términos de justicia y equidad. En el caso de los acuerdos con terceros países que ha firmado la UE, no tenemos la sensación de que los agricultores y ganaderos sean beneficiarios, sino víctimas. Lo que pedimos es que en los acuerdos se tengan en cuenta nuestros intereses y nuestros derechos para evitar la competencia desleal. Nuestra postura no es un no rotundo a los acuerdos, sino que se negocien para que también nos veamos beneficiados.

-. ¿Cuál debería ser la política europea en cuestiones como las medidas de mercado, de almacenamiento o de apoyo por bajos precios en origen?

CA-. Actualmente, la gestión de mercados en la UE es nula. Existen medidas que en la mayoría de los casos actúan tarde y cuando el problema ya ha tenido un gran impacto en la producción. Esto es coherente con una PAC que no regula mercados, pero habría que plantearse los costes de ello, quién se queda por el camino y qué tipo de agricultura nos deja. Es necesario trabajar en gestión de mercados desde el propio sector y para ello hay que adaptar la reglamentación de competencia comunitaria y que permita al sector autorregularse. Además, hay que trabajar para fortalecer la estructuración del sector, que los productores pertenezcan a estructuras de comercialización tipo cooperativas u organizaciones de productores económicas dimensionadas y con mayor poder en la cadena que les permita afrontar mejor los vaivenes del mercado. Solamente con un sector estructurado y equilibrado se tendrá capacidad de actuar cuando haya que gestionar mercados desde el punto de vista del sector, y no desde los poderes públicos, cuya labor sería preservar que los mercados funcionen adecuadamente sin abusar de las medidas de gestión de mercados.

A-. La UE ha venido desmantelando sus mecanismos públicos de gestión de los mercados. Las restituciones a la exportación se han reducido hasta su práctica desaparición y las medidas de intervención se han minimizado de forma radical, pasando a medidas de mercado gestionadas a través de Organizaciones de Productores y la puesta en práctica de algunas medidas específicas en casos de crisis, muchas de ellas también gestionadas a través de Organizaciones de Productores. No obstante, la volatilidad de los mercados no es un factor puntual sino que ha venido para quedarse, y va a ser necesario mejorar mucho el sistema para dar una respuesta ágil, adecuada y eficaz, y con fondos suficientes (no necesariamente del sector) para hacer frente a estas dificultades.

C-. Proponemos intervención y almacenamiento con umbrales de precios actualizados, constitución de stocks estratégicos, protección en frontera-Aranceles-Sistemas de precios de entrada efectivos; también, control de la producción, promoción y ayuda alimentaria. Y para la gestión de crisis, la cláusula de medidas excepcionales, pagos ad-hoc y otras medidas extraordinarias. Defendemos una regulación estricta de la cadena alimentaria para eliminar el abuso de posición de dominio sobre el eslabón más débil, el productor. Se debe revertir la situación actual en la que los productores y los consumidores somos los grandes perjudicados.

U-. Europa no puede seguir ignorando el brutal desequilibrio que sufre la cadena agroalimentaria de todo el continente. Los agricultores y ganaderos –sobre todo los pequeños y medianos- no tenemos capacidad de negociación, ni de hacer frente a los abusos sin una legislación que nos proteja. La recién aprobada directiva de prácticas desleales es un primer paso, pero se debe ir más allá. La UE puede y debe ayudarnos a obtener precios justos.

UN COMISARIO DE AGRICULTURA ESPAÑOL SERÍA DESEABLE Y POSIBLE, PERO MUY COMPLICADO DE LOGRAR

-. ¿Ve factible que el próximo comisario de agricultura fuera español?

CA-. Todo es posible. Contar con un comisario español sería positivo porque mejora la comunicación con nuestros sector, pero al final un Comisario se debe a la UE y no al país de procedencia, por lo que todo es relativo.

A-. No es tradición que el Comisario de Agricultura proceda de un país importante en términos agrarios, como lo es España, pero no es imposible. Tenemos gente muy preparada para desempeñar este puesto, pero deben contar con el respaldo del partido en el Gobierno, estar dispuestos a asumir esta cartera y pasar por el visto bueno del Parlamento Europeo. En cualquier caso, lo que si considero importante es que en Europa, España goce del peso político que indudablemente tiene nuestra agricultura y ganadería, tanto como potencia productora, como en superficie agraria, activos en agricultura o su peso en la economía y las exportaciones en el contexto comunitario. España debe ganar consistencia en el debate comunitario y para eso es importantísimo contar con una “Estrategia País”.

C-. Es perfectamente posible. España representa un gran potencial agrario y agroalimentario. Pero en el fondo la cuestión no es la nacionalidad del Comisario, es qué modelo de agricultura y de política agraria se defiende desde la Comisión. Contará con nuestro apoyo quién se comprometa en la defensa del Modelo Profesional y Social de Agricultura, mayoritario, basado en el carácter profesional, la eficiencia y sostenibilidad de la actividad agraria, que conforman los hombres y mujeres del campo que trabajan directamente en sus explotaciones y viven de su actividad.

U-. Más que factible lo vemos muy necesario. En la UE debe perseguirse el equilibrio en cuanto a los puestos de representatividad. Un Comisario de Agricultura siempre debe proteger y defender a los agricultores y ganaderos de todo el continente, pero es innegable que su origen determina su sensibilidad, y el hecho de que fuera español o española, sería un punto muy positivo para nosotros.

-. ¿Por qué prioridades productivas y medioambientales pasa la garantía de futuro de la agricultura europea?

CA-. El futuro pasa por diferenciar la agricultura europeo del resto del mundo y valorar sus productos de cara al consumidor. Por ello, el cambio climático y el medioambiente son una oportunidad, y la agricultura parte de la solución y no el problema. Su garantía deviene de una PAC que no se olvide que estos bienes públicos dependen de la sostenibilidad económica de la actividad, que se necesita inversión pública para producir y asegurar que haya una adecuada estructuración económica para que los productores puedan ser competitivos.

Imprimir Correo electrónico

Más artículos...