La Junta incentivará con 27 millones de euros proyectos de mejora de la calidad y eficiencia energética en los municipios

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ha informado al Consejo de Gobierno sobre la línea de ayudas ‘Redes Inteligentes’ de apoyo a la eficiencia energética en los municipios andaluces, que contará con 27 millones de euros y cuyo plazo de solicitud se abrirá a partir del próximo 25 de septiembre. Las bases de la convocatoria, publicadas el 3 de agosto en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, incluyen financiación a iniciativas como la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos o la mejora de la calidad del suministro.

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, será la encargada de gestionar estos incentivos dirigidos a impulsar la transformación de las ciudades andaluzas hacia un modelo de ciudad inteligente desde el punto de vista energético. A las ayudas pueden acceder ciudadanos particulares, autónomos, empresas, administraciones públicas y otras entidades.

La convocatoria incluye 16 medidas para el desarrollo de las denominadas ‘Smart Grids’ o redes inteligentes de energía, la descarbonización del transporte o el desarrollo de servicios energéticos para este sector. Dará cobertura a unas 3.000 iniciativas, posibilitará la instalación de 400 puntos de recarga de vehículos, facilitará unas 2.800 nuevas contrataciones y permitirá la puesta en funcionamiento de 2.000 vehículos eficientes, además de generar unas inversiones totales de 80 millones de euros.

Esta línea, cuyas coberturas oscilan entre el 20% y el 80% para inversiones mínimas de 3.000 euros, desarrolla objetivos recogidos en la Estrategia Energética de Andalucía a 2020, la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 y el plan de impulso al desarrollo inteligente del territorio AndalucíaSmart.

En materia de ‘Smart Grids’, las ayudas respaldarán medidas como la realización de estudios sobre demanda energética, implantación de herramientas TIC para la gestión de la misma o proyectos de incorporación de equipos e instalaciones de redes inteligentes.
La mejora de la calidad del suministro eléctrico se incentivará a través del apoyo a inversiones en las zonas que presentan peores índices de calidad, especialmente las rurales, con prioridad para generación con fuentes renovables. De esta forma se facilitará una infraestructura básica para las actividades productivas y urbanísticas.

Finalmente, las ayudas a la descarbonización del transporte se centrarán en la infraestructura de recarga de vehículos alternativos (a gas, eléctrico o hidrógeno) para ciudadanos, empresas y ayuntamientos, y en la adquisición o transformación de vehículos energéticamente eficientes (a gas o GLP, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos, de pila de combustible o que usen biocombustibles) para flotas públicas de servicios de seguridad, sociales, educativos, de salud, de limpieza y de transporte de pasajeros, entre otros. Las inversiones mínimas requeridas bajan de 3.000 a 500 euros en el caso de las relativas a instalaciones para uso de fuentes y vectores energéticos alternativos a los tradicionales.

Construcción y pymes

La línea de apoyo de Redes Inteligentes es la tercera de las que componen el Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía 2017-2020. La primera, ‘Construcción Sostenible’ se abrió el pasado 15 de mayo y la segunda, ‘Pyme Sostenible’, el pasado 30 de junio. Estos tres bloques de ayudas suponen una aportación pública inicial de 227 millones de euros, cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, que se sumará a los 400 ya invertidos desde 2009. Su despliegue conllevará la creación de unos 23.500 empleos hasta 2020.

El Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible es una de las piezas fundamentales de la Estrategia Energética de Andalucía, aprobada por la Junta en 2015 con el mismo horizonte temporal del año 2020. Entre otros objetivos, este documento plantea aportar con fuentes renovables el 25% del consumo final bruto (actualmente alrededor del 20%); reducir en un 25% el consumo tendencial de energía primaria; descarbonizar el consumo en un 30% respecto a 2007; autoconsumir el 5% de la energía eléctrica generada con fuentes renovables (actualmente 0,4%), y mejorar en un 15% la calidad del suministro.

El desarrollo de las medidas para alcanzar estos objetivos permitirá consolidar el tejido empresarial e industrial vinculado al sector energético, en su mayor parte pequeñas y medianas empresas. Andalucía contabiliza actualmente más de 6.500 empresas vinculadas a la energía, de las que casi 1.500 desarrollan su actividad en el ámbito de las renovables. El empleo asociado supera los 110.000 puestos, el 41% directos.

ImprimirCorreo electrónico

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, se reunirá a partir de esta semana con los Grupos de Desarrollo Rural (GDR)

El consejero de Agricultura inicia una ronda de contactos con los Grupos de Desarrollo Rural
Rodrigo Sánchez Haro resalta la importante labor que realizan estas entidades para "mejorar la calidad de vida en nuestros pueblos"

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, iniciará una ronda de contactos con los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de las ocho provincias andaluzas para conocer personalmente sus estrategias y actuaciones en el territorio rural, tal y como se comprometió a final de junio en la Asamblea General de la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA). Según la agenda del consejero, las primeras reuniones están previstas en las provincias de Cádiz, Granada, Málaga y Huelva.

Sánchez Haro ha destacado la apuesta del Gobierno andaluz por las políticas de desarrollo rural a través de estas entidades, que realizan una labor fundamental, contribuyendo a "configurar un importante tejido de participación para mejorar la calidad de vida en nuestros pueblos. Son un instrumento fundamental para dinamizar la economía de nuestras comarcas".

Tras la autorización de pago a otros tres GDR esta misma semana (de Almería, Jaén y Sevilla), la Consejería ya ha autorizado el abono de más de 3,2 millones de euros para 31 de los 49 GDR que obtuvieron la condición de grupo candidato para el nuevo periodo 2014-2020. Durante las próximas semanas de agosto y septiembre se hará lo propio con las 18 entidades restantes.

La previsión es que en otoño se abra la ventanilla para la presentación de proyectos. Estas actuaciones serán seleccionadas en concurrencia competitiva, a través de criterios de selección ya definidos y cuantificados en las estrategias de desarrollo local, de forma que exista una total transparencia en las decisiones.

En el marco anterior 2007-2014, con una aportación pública de 205,8 millones de euros, se generó una inversión total de 519 millones y se aprobaron y subvencionaron 7.197 proyectos de diversa índole. El resultado, en términos de empleo, fue la creación de más de 5.000 puestos de trabajo estables y la consolidación de otros 15.864.

ImprimirCorreo electrónico

Agricultura autoriza el pago de 3M€ para la puesta en marcha de las estrategias de 28 Grupos de Desarrollo Rural

DURANTE LAS PRÓXIMAS SEMANAS DE AGOSTO Y SEPTIEMBRE SE COMPLETARÁ EL ABONO DE LAS AYUDAS PREPARATORIAS A LAS 21 ENTIDADES RESTANTES

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha autorizado hasta la fecha el pago de 3 millones de euros para la puesta en marcha de las estrategias de 28 de los 49 Grupos de Desarrollo Rural (GDR) que obtuvieron la condición de grupo candidato para el nuevo periodo 2014-2020. Durante las próximas semanas de agosto, se ordenará el abono de 1,3 millones de euros para otros 12 GDR y en septiembre está previsto que se complete este pago a las 9 entidades restantes, a las que les corresponde un montante de casi 900.000 euros.

Por provincias, en Córdoba ya se ha autorizado el pago a seis GDR, con una ayuda global para el diseño, presentación y preparación de sus estrategias que asciende a 646.438 euros; mientras que en el caso de Granada, Jaén, Málaga y Huelva se ha ordenado el abono a cuatro GDR en cada una de ellas con un montante global de 464.735 euros, 459.776 euros, 424.873 euros y 393.334 euros, respectivamente. En Almería, Sevilla y Cádiz, hasta la fecha, se ha autorizado el pago a dos GDR con un importe global de ayuda en cada provincia de 216.042 euros, 197.539 euros, y 191.158 euros, respectivamente.

En cuanto a las tres zonas Leader que quedaban pendientes de asignación -Estepa-Sierra Sur de Sevilla, Costa Noroeste de Cádiz y Serranía de Ronda (Málaga)-, una vez que se resuelva la convocatoria por la que se decidirán los GDR encargados de la gestión de estos ámbitos territoriales, la Consejería finalizará el abono de la ayuda preparatoria que contempla el actual Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía.

En el mes de mayo, se firmaron los convenios con cada uno de los grupos para regular las condiciones, funciones y obligaciones que asumen estas entidades en la ejecución de las ayudas hasta 2020. Entre las novedades, para el nuevo marco Leader se han establecido como objetivos obligatorios en las estrategias presentadas por los grupos la creación de empleo, la perspectiva de género y la innovación con la finalidad de sustentar el nuevo modelo productivo de Andalucía.

La previsión es que en otoño se abra la ventanilla para la presentación de proyectos. Estas actuaciones serán seleccionadas en concurrencia competitiva, a través de criterios de selección ya definidos y cuantificados en las estrategias de desarrollo local, de forma que exista una total transparencia en las decisiones.

ImprimirCorreo electrónico

Los Grupos de Desarrollo Rural fomentarán la innovación en las comarcas andaluzas en el nuevo Programa

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, se ha reunido en Sevilla con el secretario general de UPA Andalucía, Miguel Cobos, para analizar cuestiones de interés para el sector, en especial relacionadas con el impulso a la producción ecológica como sello diferenciador de sostenibilidad y calidad. El representante del Gobierno andaluz ha recordado, en este punto, el esfuerzo que ha realizado la Administración autonómica para incrementar el respaldo económico a este sector, con una partida de hasta 236 millones de euros y un total de 11.035 beneficiarios.

Rodrigo Sánchez Haro ha expuesto que, “lejos de quedar ahí y como prueba de que nuestro compromiso es firme”, el departamento que dirige lanzará una nueva convocatoria en el año 2018 con una dotación de otros 31 millones de euros. De esta cantidad, 25 millones de euros van dirigidos a fomentar el mantenimiento de la agricultura ecológica en cultivos herbáceos y leñosos, unas ayudas para las que se incluirá en la baremación de solicitudes el criterio de desertificación y para las que además se aplicarán nuevos criterios de reparto con la mirada puesta en llegar al máximo número de beneficiarios. A estos incentivos hay que sumar otros 6 millones de euros adicionales para el mantenimiento de prácticas sostenibles en el olivar.

El consejero también ha mantenido un encuentro con la nueva secretaria general de CCOO-Andalucía, Nuria López, en este caso, para abordar asuntos como el de la futura Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía. Asimismo han abordado cuestiones como la ejecución de las nuevas estrategias de desarrollo local por parte de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) durante el periodo comunitario 2014-2020 en las 52 zonas rurales Leader en las que se divide la comunidad autónoma y que cubren más del 90 por ciento de la superficie de la región.

Con respecto a la Ley, Sánchez Haro ha subrayado que tiene el objetivo de dar seguridad al sector para crecer con plenas garantías y alcanzar una sociedad más justa y equitativa. En este contexto, según sus palabras, ocupan un lugar primordial la calidad y la estabilidad en el empleo agrario, con una atención especial a la formación permanente de los trabajadores. El anteproyecto, de hecho, apuesta por el fomento de la diversificación de los cultivos como una estrategia efectiva contra la estacionalidad, así como por incentivar los proyectos agroindustriales que redunden en la contratación de jóvenes, mujeres y colectivos desfavorecidos.

En última instancia, el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha puesto en valor la importancia del convenio firmado en mayo con los GDR para regular la ejecución de las ayudas asignadas a cada Grupo para el marco 2014-2020 y cuya ventanilla está previsto que se abra en otoño. Se trata de unos incentivos “primordiales”, en la medida en que se traducirán en la puesta en marcha de proyectos de dinamización social, económica, ambiental y cultural y, por tanto, en generación de empleo, impulso de la perspectiva de género, promoción del papel activo de la mujer y de la juventud y fomento de la innovación en todas las comarcas andaluzas.

ImprimirCorreo electrónico

Apoyo a la contribución de las mujeres en las zonas rurales

El trabajo, las innovaciones y los logros empresariales que llevan a cabo las mujeres rurales son absolutamente imprescindibles para el progreso y la viabilidad de las zonas rurales en el futuro. Las mujeres que participan en actividades empresariales o comunidades rurales necesitan un mayor reconocimiento de su papel, además del apoyo específico de los programas de desarrollo rural (PDR).

Maura Farrell, directora de sostenibilidad rural en la Universidad Nacional de Irlanda y socia de investigación de la Red Rural Nacional de Irlanda; y Marta Rosa, asesora en materia de políticas en el Comité de Organizaciones Profesionales Agrícolas (Copa), la voz unida de los agricultores y sus cooperativas en la UE, son las autoras de este artículo, "Apoyo a la contribución de las mujeres en las zonas rurales", aparecido en la revista ‘Rural Connections' de ENRD y que reproducimos a continuación.

El papel de las mujeres en las zonas rurales

Las mujeres siempre han desempeñado un papel fundamental en el desarrollo y la sostenibilidad del sector agrícola y el medio rural en general. A pesar de ello, todavía se subestiman e infravaloran sus funciones y contribuciones, tanto en las explotaciones agrícolas como fuera de ellas.

Una investigación reciente ha revelado un aumento considerable de la cantidad de mujeres rurales empleadas y de mujeres que son socias en pie de igualdad en la producción. En la actualidad, el 30% de todos los jefes de explotaciones agrícolas de la UE son mujeres, al mismo tiempo que la agricultura fue el séptimo empleador de mujeres más importante en los veintiocho países de la UE en 2014.

Las mujeres desempeñan un papel fundamental en las explotaciones familiares, todavía predominantes del sector agrícola europeo. Sus funciones suelen ser agrícolas o con relación a distintas actividades empresariales de la explotación que promueven la diversificación agrícola.

No obstante, el trabajo de las mujeres fuera de la explotación también tiene una gran relevancia para la supervivencia de las explotaciones familiares y contribuye de una manera significativa a la seguridad financiera de las familias con explotaciones agrícolas. Las mujeres están especialmente cualificadas para el desarrollo de proyectos multifuncionales, llevando así a la práctica la noción de una economía circular ecosocial.

En general, la contribución de las mujeres a las economías rurales es cada vez más sólida, también como impulsoras de la innovación. Cada vez hay más mujeres activas desde el punto de vista económico en sectores como la artesanía rural, Según las cifras de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat), los miembros de las familias representan el 41,7% de la mano de obra total en las explotaciones agrícolas de Europa junto con diversos tipos de tareas de voluntariado, innovación social y participación cultural.

Tras estas tendencias, subyace el aumento de la cantidad de mujeres con una formación educativa superior. Por otra parte, esto facilita las oportunidades de empleo en puestos directivos.

BARRERAS Y OBSTÁCULOS

Sin embargo, a pesar de los avances positivos, muchas mujeres todavía se enfrentan a un sinfín de dificultades cuando intentan acceder a empleos o desarrollar empresas rurales.

El índice de participación femenina en el mercado laboral sigue siendo menor en las zonas rurales que en la urbanas. Uno de los principales problemas relacionados con esto es que muchas mujeres no son «empleadas» oficiales en su explotación familiar y, por tanto, no adquieren derechos de protección social, pese a sus contribuciones sociales y económicas de distintos tipos.

Las agricultoras todavía tienden a tener empleos de menor remuneración y responsabilidades inferiores. Las explotaciones agrícolas gestionadas por mujeres también tienden a ser más pequeñas que las de los hombres.

Algunas de las barreras para el empleo de la mujer fuera de las explotaciones familiares son: las instalaciones limitadas para atención médica, cuidado infantil y de personas mayores; los servicios de transporte público inadecuados; la falta de acceso a Internet de banda ancha; y la formación profesional y práctica de baja calidad.

Durante muchos años, las iniciativas políticas en materia de igualdad de género en las zonas rurales de la UE han registrado avances excepcionales en algunos Estados miembros, mientras que otros todavía se quedan atrás. Los obstáculos habituales para el emprendimiento femenino en las zonas rurales son la falta de acceso a créditos, de participación en los procesos de toma de decisiones agrícolas o rurales, y de disponibilidad de redes de apoyo entre iguales.

APOYO A LA MUJER RURAL A TRAVÉS DE LOS PDR

Para conseguir progresos, es necesario alentar y apoyar a las mujeres, y promover el emprendimiento resulta también especialmente importante. Sin embargo, la aplicación de las políticas de desarrollo rural en las regiones o los Estados miembros todavía no aprovecha al máximo todo lo que las mujeres rurales pueden aportar a la sostenibilidad y al desarrollo del medio rural.

Los PDR ofrecen grandes posibilidades de ayudar a las mujeres empresariales en las zonas rurales, en particular mediante el apoyo a la diversificación agrícola, también en el caso de las empresas rurales basadas en el hogar o de otra índole.

Mejorar el apoyo al emprendimiento, tanto para hombres como para mujeres, en esferas como el turismo rural, los productos fabricados a nivel local y los servicios de los ecosistemas puede ser un elemento estratégico clave para promover el crecimiento económico general en Europa.

A través de los PDR, podemos mejorar el acceso a fondos o subvenciones para empresas emergentes destinados a mujeres que ponen en marcha pequeñas o medianas empresas en el medio rural, además de ofrecer cursos de formación relevantes en materia de desarrollo empresarial, identificación de productos, comercialización, turismo, conocimientos sobre tecnologías de la información y aspectos financieros de las empresas.

La creación de un entorno favorable para el emprendimiento y la participación en el mercado laboral de la mujer en las zonas rurales también implica mejorar la disponibilidad de servicios de calidad para el cuidado infantil en el medio rural y de otros servicios rurales, como la atención sanitaria y el cuidado de personas mayores.

La medida LEADER puede ser una herramienta de especial utilidad para que las mujeres participen activamente en el desarrollo rural, ya sea a nivel comunitario o en el plano de la innovación empresarial. Garantizar la igualdad de género en las juntas de los grupos de acción local del enfoque LEADER puede fortalecer el papel de las mujeres rurales en los procesos locales de planificación y toma de decisiones, y mejorar al mismo tiempo las oportunidades para las mujeres rurales.

MUJERES RURALES QUE SIRVEN DE INSPIRACIÓN

Las mujeres de las zonas rurales deben salir a la luz y ayudar a poner fin al declive rural. Para ello, es primordial mostrar el papel económico y social positivo de la mujer en la agricultura, y motivar a más mujeres a sacar el máximo partido de su potencial económico.

ImprimirCorreo electrónico

Más artículos...

http://www.zoofirma.ru/