El Defensor del Pueblo tilda de inaceptable la desigualdad del medio rural

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha entregado el Informe Anual 2018 de la institución a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet y al presidente del Senado, Manuel Cruz. El fenómeno de la despoblación ha cobrado tal importancia que la institución, regulada por la Constitución, ha dedicado un suplemento de 113 páginas a analizar la situación demográfica de España. El capítulo 8 de dicho documento se dedica enteramente al problema de la España vaciada.

La desigualdad que sufre el medio rural no es aceptable La institución ha sido muy tajante en su informe, en el que llama a “aplicar políticas urgentes de Estado” para atajar el problema de la despoblación de las zonas rurales, una situación que “no es aceptable en una sociedad moderna como la nuestra”. El Defensor del Pueblo ha querido dejar claras las distintas vertientes del problema del despoblamiento, que resume en todo caso en una “flagrante desigualdad”. “Desigualdad en el acceso a servicios básicos como sanidad, educación, transporte, banca y banda ancha”, entre otros. Para la institución, el problema de la despoblación es “una cuestión de derechos y libertades, pues lo que está en debate es el principio mismo de igualdad, y eso afecta a todos los españoles, vivan donde vivan”, afirman. 

El Defensor ha anunciado que ha iniciado actuaciones con el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico y con las comunidades autónomas de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y La Rioja, para conocer los planes e iniciativas que tienen previsto realizar para afrontar el reto demográfico.

La gravedad del problema, en cifras El informe del Defensor ha recogido numerosos datos para demostrar de forma fehaciente la gravedad de la despoblación que sufre la España rural. Por ello, explican cómo solo 148 municipios (menos del 2% del total) de más de 50.000 habitantes, observamos que concentran el 53% de la población total de España. La población española se ha multiplicado por 2,5 desde 1900, mientras que un 70% de los municipios han perdido residentes. En ese lapso de tiempo, un gran número de personas se han desplazado del mundo rural al urbano, que ha pasado de agrupar un 50% de la población a un 87%, mientras que en las zonas rurales solo ha permanecido el 13% restante. En consecuencia, alrededor de un tercio de los habitantes del país vive ahora en las 52 capitales de provincia, que han multiplicado por casi 5 veces su población desde principios del siglo pasado.

Las series históricas del padrón permiten constatar que la última crisis económica ha agravado el problema “de forma devastadora”, según el informe del Defensor del Pueblo, que recoge también un trabajo de Pilar Burillo-Cuadrado, investigadora de la Universidad de Zaragoza, que ha elaborado un mapa en el que destaca que solo el 5% de la población española vive en el 54% del territorio. Este territorio corresponde a 4.375 municipios, que son, igualmente, el 54% de los 8.131 municipios que existen en nuestro país. Triste coincidencia.

Imprimir Correo electrónico

Más de un centenar de participantes ya colaboran en la plataforma de innovación y red social rural SmartREDR

Con el funcionamiento de una “red social del medio rural” el ecosistema de innovación SmartREDR permite a los Grupos de Acción Local ponerse en contacto directo con empresas, ayuntamientos, instituciones, centros tecnólogicos… y crear sinergias, buscar intereses comunes, encontrar socios para desarrollar proyectos de forma conjunta… Es una plataforma única en España con la que podréis estar al tanto de las últimas novedades en innovación, productos y soluciones disruptivas aplicados al medio rural y contactar con más actores rurales.

Desde la Red Española de Desarrollo Rural (REDR), hemos desarrollado la plataforma online Smart REDR con el objetivo de democratizar la innovación tecnológica en el medio rural y digitalizar los procesos en los que participa la ciudadanía, sin restricciones ni condiciones. El desarrollo de este ecosistema de innovación online, se vincula al concepto de Smart Villages, que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas disminuyendo así la brecha de desigualdad en el sector rural. A través de http://smart.redr.es/ podrás ingresar y formar parte de nuestro proyecto.

Smart REDR es un Ecosistema online que fomenta la colaboración entre entidades que trabajan en el medio rural (Grupos de Acción Local, Ayuntamientos, PYMES), Centros de Investigación, Universidades y Empresas Tecnológicas Innovadoras (I+D), y está promovido por REDR. Si eres alguno de los siguientes agentes, te invitamos a informarte y que puedas ser parte de nuestro Ecosistema.

Salud y Bienestar Digital, Turismo Inteligente, Tendencias tecnológicas, Transferencia de conocimientos, Innovación y Digitalización rural… En la plataforma Smart REDR, podrás encontrar canales para tu suscripción en los que se agrupan noticias, información, proyectos… entre otros, de acuerdo a una temática específica.

Quién puede participar

Grupos de Acción Local


I+D+I, big data, agricultura de precisión, geolocalización, movilidad sostenible, digitalización turística… son muchos de los términos utilizados actualmente que promueven una nueva era del desarrollo digital. ¿Te suenan estos conceptos? En la plataforma SMART REDR podrás acceder a contenidos de estas y más temáticas innovadoras, de acuerdo a diferentes ofertas y servicios de empresas, PYMES, Universidades, Centros de Investigación, etc., que éstas pueden ofrecer para la mejora de un determinado territorio; estar al día de la actualidad de la nueva era digital; y, por qué no, ser parte de los proyectos que puedan generarse. Del mismo modo, lograrás ampliar tu red profesional a través de la visibilidad de tu información y contactos, para que otras personas que comparten intereses en común te puedan contactar y poder trabajar en nuevas alternativas que promuevan el desarrollo en tu Grupo de Acción Local o tu territorio.

Institución / Centro de Investigación
Si perteneces a un Centro de Investigación, Universidad o eres un investigador, y consideras que la digitalización e innovación son la clave para promover un desarrollo más justo y equitativo en el sector rural, a través de este entorno online tienes la oportunidad para poder conocer y ofertar tus servicios en materia de digitalización e innovación, sostenibilidad, medio ambiente, agricultura, movilidad, turismo, energía, desarrollo local… La plataforma SMART REDR está diseñada para poder ponerte en contacto con diferentes actores como institutos de investigación, observatorios, grupos de acción local y empresas, que comparten tu misma pasión e interés. En la plataforma podrás generar proyectos o vincularte a uno de ellos y trabajar de forma conjunta con diversos actores que comparten intereses en común. Facilitando tu contacto e información, podrás tener la oportunidad de generar redes y alianzas profesionales con actores que comparten tu interés para una mejora en el sector rural y, asimismo, ampliar tu conocimiento sobre las nuevas tendencias tecnológicas que aporten innovación al desarrollo del sector rural.

Empresa

Si eres una empresa o una PYME, con una oferta de productos variada en digitalización e innovación, sostenibilidad, medio ambiente, agricultura, movilidad, turismo, energía, desarrollo local… y consideras que la digitalización e innovación pueden ayudarte a promover la sostenibilidad en el sector rural, este es el sitio adecuado para poder ponerte en contacto con diferentes actores como institutos de investigación, observatorios o grupos de acción local, entre muchos otros. Facilitando tu contacto e información, podrás tener una mayor posibilidad de dar a conocer tus productos a diversos actores y por qué no, generar redes profesionales que te permitan intercambiar experiencias y generar proyectos en los que la innovación y la digitalización sean pilares fundamentales para el desarrollo.

SmartREDR, presente en el V Congreso de Ciudades Inteligentes

El Comité Técnico del V Congreso Ciudades Inteligentes, un evento de carácter internacional que tendrá lugar en Madrid el 26 de junio, ha elegido la Comunicación Territorios rurales, digitales e innovadores: “Un análisis práctico al modelo de implementación de la plataforma SmartREDR de la Red Española de Desarrollo Rural” para ser publicada en el Libro de Comunicaciones que se editará y entregará a todos los Asistentes al Congreso, y posteriormente se publicará en formato digital y distribuirá gratuitamente a través de nuestro portal ESMARTCITY (*). También estará disponible bajo demanda en papel para su compra en Amazon después de la celebración del evento; además, también ha sido seleccionada para ser publicada como Artículo Digital on-line en el en el portal ESMARTCITY

Imprimir Correo electrónico

Andalucía publica la orden con normas para gestionar intervenciones cofinanciadas con fondos UE

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado la orden “por la que se establecen normas para la gestión y coordinación de las intervenciones cofinanciadas con fondos europeos en el ámbito de la comunidad autónoma de Andalucía para el período de programación 2014-2020”.

Se trata de la orden de 30 de mayo de 2019 a la que aludió la semana pasada el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, en el Pleno del Parlamento, en el transcurso de una interpelación que sobre fondos europeos le formuló el Grupo Socialista.

Velasco anunció entonces que ya había firmado esta orden para la gestión y coordinación de actuaciones cofinancidas con fondos europeos competencia de la Junta y sus entes instrumentales en el marco de la citada programación, y que, según defendió, dotará de garantía jurídica a la tramitación de 5.200 millones de euros, aproximadamente, que aún quedan por ejecutar y certificar hasta el año 2023.

En concreto, la orden, consultada por Europa Press, contiene “la regulación imprescindible para establecer un procedimiento unificado de actuación para la gestión y coordinación de los fondos europeos en el ámbito de la Administración de la Junta de Andalucía, enmarcándose adecuadamente en el ordenamiento jurídico, ya que responde al reparto competencial establecido en la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía”.

PROCEDIMIENTO “CLARO” Y “SENCILLO”

Se trata de “establecer un procedimiento único, claro, lo más sencillo posible y lo más eficaz para que los fondos europeos puedan ejecutarse adecuadamente y se evite cualquier pérdida de recursos para nuestra comunidad autónoma”, según se especifica en la orden, donde “se establecen procedimientos y modelos que son de acceso sencillo y universal, dando cumplimiento a todas las obligaciones y requerimientos que derivan de toda la regulación vigente sobre esta materia”.

En total, el marco temporal del sexenio 2014-2020 cuenta con proyectos por valor de unos 8.000 millones de euros, de los que ya hay ejecutados o en vías de ejecución alrededor de 2.700 millones, y se han certificado apenas 2.076 millones, un 19,78% del total, según reiteró el consejero la semana pasada.

Velasco señaló que “quedan cinco años para certificar ante la UE el 80,2% restante” de los fondos de la programación 2014-2020, “lo que supone un estrés que se hubiera evitado si en los cinco años anteriores se hubiera actuado con la solvencia requerida”.

Además, recordó la aprobación, el pasado 26 de marzo en el Consejo de Gobierno, del acuerdo “por el que se establecen medidas para el seguimiento y la reactivación en la gestión de fondos europeos por parte de la Administración de la Junta de Andalucía en los ejercicios 2019/2020”.

La referida orden de fondos europeos, que está dirigida a todos los centros gestores de la Administración autonómica que pueden tramitarlos –consejerías, organismos autónomos y entes instrumentales–, establece disposiciones comunes relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), al Fondo Social Europeo (FSE), al Fondo de Cohesión, al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).

Establece, entre otras cuestiones, la definición y delimitación de conceptos como los beneficiarios de estos fondos, la partidas que se destinan o los sistemas de control que se utilizarán para garantizar los procesos de tramitación y gestión documental.

Asimismo, incluye la definición y el ordenamiento de los órganos implicados en la tramitación de los citados fondos, como los órganos gestores, los ejecutores y los responsables, establece las prioridades de inversión, refleja el funcionamiento de las operaciones y especifica los procedimientos de evaluación y certificación de los proyectos junto con procedimientos de coordinación de ingresos y pagos de las cuantías reseñadas en cada uno de ellos.

Esta orden sustituye a una anterior que estaba circunscrita a la programación de los fondos para el periodo 2007/2013 y Economía la ha puesto en marcha, tras el cambio de Gobierno en Andalucía, para “poner fin a los cinco años en los que la norma ha estado parada”, según se informó desde la consejería de Velasco la pasada semana.

El titular andaluz de Economía hizo hincapié la pasada semana en “aumentar al máximo la intensidad de la gestión de estos fondos en este año y en los siguientes, para lograr un ritmo de ejecución del 20% anual en los próximos cuatro años y tener los programas prácticamente finalizados a finales de 2022, dejando el último año para las labores de cierre y certificación de los mismos”.

Imprimir Correo electrónico

Drones al ‘rescate’ de la población rural: envíos de medicinas, alimentos o artículos por aire hacen sus primeras pruebas en zonas rurales y de difícil acceso

Está claro que los drones son un invento práctico como pocos. A pesar de que su origen se remonta a los esfuerzos bélicos de Estados Unidos en la guerras del Golfo y los Balcanes, a día de hoy se utilizan para todo: desde para grabar escenas de acción y vídeos musicales, hasta para regar plantaciones de miles de hectáreas, arbitrar un partido de fútbol o repartir pizzas a domicilio.

Dentro de sus usos menos conocidos está el de reparto de medicamentos y material médico a zonas de difícil acceso. Uno de los últimos proyectos es Zipline, que tiene como objetivo el reparto de medicamentos, vacunas y bolsas de sangre a gran escala en zonas rurales de Ghana. Los clientes sólo tienen que enviar un mensaje de texto al almacén, y acto seguido, un dron con el material solicitado se pone en marcha hacia el punto de recogida, a veces a miles de kilómetros de distancia.

Ahora, llega a España Pharmadron,de la mano de Novaltia, una cooperativa de distribución farmacéutica zaragozana. El objetivo del proyecto -que aún se encuentra en fase de estudio- no es otro que analizar la viabilidad del reparto de medicamentos y otros productos farmacéuticos a zonas rurales en distintos puntos de España mediante drones autónomos.

Los responsables del proyecto, liderado por la cooperativa aragonesa, que cuenta con más de 1.000 de clientes en Aragón y Euskadi, ya han puesto en marcha los preparativos para llevar a cabo la primera prueba piloto usando un dron comercial -similar a los que se pueden adquirir con cámara para grabarnos desde el cielo- adaptado al transporte de fármacos.

Un pueblo de 400 habitantes, terreno de pruebas

La pequeña farmacia que regenta Nieves Gil en la pequeña localidad turolense de Gea de Albarracín será el escenario del primer vuelo de dron de transporte médico en España. Según ha explicado a este diario Fernando Castillo, director general de Novaltia, se decantaron por la farmacia de Nieves debido a su situación geográfica: se encuentra a 20 kilómetros del aeropuerto de Teruel.

“La elección de Gea de Albarraicín fue por criterios técnicos, buscamos un municipio que no estuviera ni cerca ni lejos del aeropuerto y que contase con una farmacia”, apunta. La clave residía en el aeropuerto, cuyo director forma parte del Clúster Aeroespacial de Aragón (AERA), que también participa en Pharmadron.

Y es que Novaltia no está sola, sino que el proyecto se ha conseguido poner en marcha gracias a la empresa de drones Delsat -con sede en Zaragoza y centro de pruebas en el Aeropuerto de Teruel-, la consultoría VeaGloba y PLATA, la Plataforma Aeroportuaria de Teruel.

Castillo explica que Aragón es una región donde iniciar un proyecto de estas características parecía no sólo lógico, sino que necesario. “Aragón es una zona bastante despoblada, con una orografía complicada y con zonas de difícil acceso, lo que resulta muy complicado y caro a la hora de transportar medicamento”, señala. El objetivo de Pharmadron no es otro que conseguir que pacientes crónicos, personas mayores que residan en zonas remotas o aisladas “tengan acceso universal a los medicamentos y sean independientes”.

Dificultades técnicas y legales

No obstante, a pesar de que se muestra optimista, el director de Novaltiaes prudente sobre el proyecto, ya que la simulación de vuelo, que llevarán a cabo muy pronto, terminará por determinar si todas las dudas que tienen sobre su viabilidad son fundadas o no, cómo qué tipo de dron comercial utilizar o qué infraestructuras de aterrizaje serán necesarias en las farmacias de destino.

“El transporte de medicamentos no es un transporte cualquiera, no es meter en una caja un montón de medicamentos y lanzarlos por ahí, no. Tiene una parte técnica muy completa”, explica.

Castillo está en lo cierto: el reparto de medicamentos -por tierra, normalmente- es uno de los más regulados, ya que tiene que cumplir con las Buenas Prácticas de Distribución (BPD), establecidas por la Unión Europea. Esta normativa establece que los medicamentos tienen que contar un contenedor específico, fabricado con materiales avanzados, refrigerado, aerodinámico y ligero, entre otros requisitos.

Pharmadron ha sido posible gracias a una subvención dentro del Programa de Apoyo a Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) 2018 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo destino ha sido el «Estudio de viabilidad para el transporte farmacéutico en núcleos ruralesmediante aeronaves pilotadas remotamente», que es el nombre largo del proyecto. El director de Novaltia no duda al preguntarle sobre las posibilidades de los drones como nuevo medio de transporte: “va a funcionar, seguro”.

Imprimir Correo electrónico

La España vacía que emprende…más que la urbana

La capacidad emprendedora en España, para edades comprendidas entre 18 y 64 años, es del 29,8% en el medio rural y del 26,1% en el urbana. 

En los alrededores de Molina de Aragón se da la menor densidad de población de toda Europa: 1,63 habitantes por kilómetro cuadrado.

Son datos del Consejo Económico Social, en concreto de su informe El Medio Rural y su Vertebración Social y Territorial: la España rural pierde cinco habitantes cada hora que pasa… y la España rural son 7.000 de los 8.000 municipios españoles, aquellos con menos de 5.000 habitantes. En total, en las poblaciones españolas de este tamaño viven unos ocho millones de personas y, entre ellos, está uno de cada cinco autónomos españoles, un 20% del total. A partir de estos datos, aquellas poblaciones que se encuentran claramente en peligro de extinción son todas aquellas con menos de 1.000 habitantes, un 60% del total y que ocupan, aproximadamente, un 40% del territorio español.

Un circulo vicioso

¿Laponia? ¿Siberia? No, la zona con menos población de toda Europa está en España, en concreto en un territorio de la provincia de Guadalajara delimitado por los términos municipales de Rillo de Gallo, Selas, Anquela del Ducado y Molina de Aragón. Aquí hay un índice de población de tan sólo 1,63 habitantes por kilómetro cuadrado.

Despoblación, desequilibrios demográficos (población envejecida) y escasas oportunidades laborales. Estas son algunas de las razones para que existan en España territorios así… y éste es el círculo vicioso, o, si se prefiere, la realidad actual en la que se mueven muchos pueblos de España… para los cuales, muchas organizaciones, asociaciones y empresas implicadas en el desarrollo del mundo rural, no albergan demasiadas esperanzas reales de recuperación. Juanjo Manzano es responsable de Comunicación y Desarrollo de AlmaNatura, una de estas empresas. Situada en Arrollomolinos de León, un pequeño pueblo de la provincia de Huelva en el que apenas viven 900 personas, AlmaNatura trabaja en la potenciación de emprendimientos que permitan asentar a las poblaciones rurales en torno a cuatro ejes: empleo, salud, educación y tecnología. Según Manzano “es un hecho que, en los próximos años, vamos a ver desaparecer a centenares de pequeños municipios. No creo que haya nada que frene esto. Sin embargo, todavía estamos a tiempo de salvar a aquellos pueblos en los que aún hay vida”. Estas localidades en las que aún hay vida, quedan perfectamente definidas en el informe La Sostenibilidad Demográfica de la España Vacía, elaborado por el profesor de Geografía, e investigador Joaquín Recaño, para el Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Según este estudio, los espacios rurales en riesgo de despoblación irreversible tendrían las siguientes características: una población media de 110 habitantes, densidades de menos de 4,3 pobladores por kilómetro cuadrado, edad media cercana a los 60 años y sin apenas mujeres.

La mentira del emprendedor fracasado

Impact Hub es, a nivel mundial, la mayor red global de comunidades de emprendimiento con impacto, formada por 17.000 profesionales y presente en 100 ciudades de todo el mundo. En palabras de Juan Parodi, responsable de Desarrollo de Negocio de Impact Hub Madrid, “para dinamizar las zonas rurales es básico acabar con un falso mito, aquel que afirma que todos los que vuelven al mundo rural, para emprender, son unos fracasados. Eso no es en absoluto cierto. Nosotros conocemos muchísimos casos de jóvenes que quieren emprender en sus pueblos, montar negocios que podrían funcionar pero que, sin embargo, no cuajan, entre otras cosas, porque, el propio entorno familiar del emprendedor consideran, y así se lo dicen, que esa decisión sólo puede acabar en fracaso”. Parodi está convencido de que ese planteamiento tiene un error de base “no se dan cuenta que ni la vida en la ciudad es tan buena como creen ni se van a encontrar tantas oportunidades como se imaginan.

Cada vez menos pueblos agrícolas y ganaderos

Según Secundino Caso, presidente de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR) “cada vez quedan menos pueblos que vivan, exclusivamente, de la agricultura y de la ganadería. Es cierto que ambas siguen siendo actividades importantes, pero, hoy por hoy, es el turismo rural el sector que crea más empleo y riqueza en el medio rural”. Además, Juanjo Manzano, de AlmaNatura, añade otros campos de emprendimiento posibles en un pueblo “hay muchas necesidades básicas que el habitante del medio rural, sobre todo aquel que vive en zonas despobladas, normalmente no tiene cubiertas. En primer lugar, todo lo que tiene que ver con la atención al mayor, pero también otros oficios y emprendimientos como electricistas, fontaneros, cerrajeros, servicios de traducción para turistas y propietarios de establecimientos hosteleros… Incluso otros relacionados con la biotecnología o el uso de drones en servicios de vigilancia de fincas rurales y ganaderas”.

El emprendimiento rural pesa… y mucho

Con un 70% de los españoles viviendo en pueblos, es evidente que el emprendimiento rural tiene un gran peso en el cómputo del emprendimiento global de España. En realidad, el nivel de emprendimiento en la España rural y urbana es, en términos globales, muy similar. Así, según un informe de Global Entrepreneurship Monitor, realizado para medir la capacidad emprendedora en regiones y países, el índice de población, en edades comprendidas entre 18 y 64 años, es del 29,8% en la España rural y del 26,1% en la urbana. Y ello teniendo en cuenta que el emprendedor rural se enfrenta a dificultades añadidas, que no suelen darse en el caso de los emprendimientos urbanos… y que el estudio Oportunidades y Barreras del Emprendimiento Rural enumera:

1. Hay que olvidarse de la idea de que, en un pueblo, no se pueden realizar actividades que se consideran propias de ciudad.

2. Aislamiento. El entorno rural no tiene porqué ser un territorio condenado, por la falta de infraestructuras, al aislamiento total. Simplemente, hay que crear esas infraestructuras.

3. Individualismo. No existe razón alguna que determine que el habitante rural tiene qué ser individualista por naturaleza. En todo caso, para romper este marco, se debe fomentar la cooperación y la conectividad creando redes basadas en las tecnologías de la información.

4. Desconocimiento. A menudo hay una falta de conocimiento, por parte de los ruralitas, acerca del producto o servicio que pudiera tener una mejor salida en el medio urbano.

5. Rutina mental. Es posible que en el entorno rural exista una cierta cerrazón de mente hacía la innovación emprendedora, por lo que suele pensarse que lo mejor es repetir modelos de negocio que ya han triunfado en otros sitios.

6. Límites a la formación. Es necesario explorar las posibilidades de implementar, tanto por parte del Estado como de la empresa, programas I+d+i en el medio rural.

7. Financiación. El emprendedor rural debe animarse a poner en marcha iniciativas empresariales no necesariamente muy costosas.

8. Nivel de autoestima. A menudo se escucha decir al habitante rural “aquí no tenemos nada”. Sin embargo, no es extraño que suceda exactamente lo contrario: que exista una gran riqueza… no explotada (aún).

Imprimir Correo electrónico

Más artículos...