Aprovélez asiste a Terracultura 2017

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Almería, José Manuel Ortiz, ha presentado la IX edición de Terracultura, la Feria Comarcal de Maquinaria y Productos Agrícolas y Ecológicos, que se celebrará en el municipio de Chirivel durante los días 28, 29 y 30 de abril y en la que se darán a conocer las innovaciones en maquinaria y producción agroalimentaria.

Acompañado por la alcaldesa de Chirivel, Emma Sola, el delegado ha destacado la importancia que tiene esta exposición comercial para "dar a conocer y potenciar las nuevas tecnologías e innovaciones en maquinaria, productos agrícolas y productos ecológicos; dinamizar el sector agrícola de la comarca y mostrar todos los avances tecnológicos en el sector ganadero, tan presente en los Vélez", según ha indicado la Junta en una nota.

terracultura2017 inaEl titular provincial de Agricultura ha añadido que la feria "servirá de escaparate tanto para la agricultura y la ganadería de Chirivel como de toda la comarca de Los Vélez", una zona "eminentemente agrícola y ganadera", por lo que "esta Terracultura se convierte cada edición en el marco ideal para la promoción institucional y privada de productos y servicios vinculados al mundo agropecuario". La Junta de Andalucía ha apoyado Terracultura desde sus inicios en 2001, con lo que tiene previsto conceder una ayuda para esta edición por valor de unos 7.500 euros. Por su parte, la alcaldesa de Chirivel ha destacado el "compromiso del Ayuntamiento con la agricultura y con los ganaderos de la Comarca de Los Vélez" y de otras zonas de interior porque "hay que afrontar nuevos retos como el que nos ofrece una vez más esta Feria, y ser capaces de dinamizar el sector agrícola y ganadero, avanzar, innovar y fomentar las pequeñas agroindustrias familiares". Esta edición de la feria cuenta con 51 expositores, agricultores y ganaderos que tendrán la ocasión de establecer contactos informativos y comerciales con sus proveedores de maquinaria, fitosanitarios, semillas, piensos, viveros y sistemas de riego, entre otros productos y servicios. Además, todos los visitantes de Terracultura podrán conocer y degustar los productos derivados de la ganadería y la amplia gastronomía típica de la Comarca de Los Vélez.

Stand de Aprovélez en Terracultura 17

Aprovélez ha estado presente en esta feria con su stand donde se ha podido conocer los detalles de la Estrategia de Desarrollo Local y las novedades que el nuevo marco va a traer para promotores interesados en las ayudas que se podrán solicitar en breve.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Almería, José Manuel Ortiz, ha presentado la IX edición de Terracultura, la Feria Comarcal de Maquinaria y Productos Agrícolas y Ecológicos, que se celebrará en el municipio de Chirivel durante los días 28, 29 y 30 de abril y en la que se darán a conocer las innovaciones en maquinaria y producción agroalimentaria.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3021113/0/feria-terracultura-mostrara-chirivel-innovacion-maquinaria-produccion-agroalimentaria/#xtor=AD-15&xts=467263
El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Almería, José Manuel Ortiz, ha presentado la IX edición de Terracultura, la Feria Comarcal de Maquinaria y Productos Agrícolas y Ecológicos, que se celebrará en el municipio de Chirivel durante los días 28, 29 y 30 de abril y en la que se darán a conocer las innovaciones en maquinaria y producción agroalimentaria.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3021113/0/feria-terracultura-mostrara-chirivel-innovacion-maquinaria-produccion-agroalimentaria/#xtor=AD-15&xts=467263

ImprimirCorreo electrónico

Mujeres de tierra: quince historias de empoderamiento en el medio rural

Antonia Medina abrió en Laroya, en la Sierra de los Filabres, la primera casa rural de la provincia de Almería. Angelina y Engracia Ramos cultivan en Jauro, en Antas, una huerta familiar con 300 años de historia y comercializan aquello que producen siguiendo los métodos de sus antepasados. Vicky Schwarzer vela por la conservación de la flora del sureste peninsular desde el Jardín Botánico El Abardinal en Rodalquilar, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.
Son tres de las quince historias que recoge Araceli Sobrino en su último libro, ‘Mujeres de tierra almerienses’ (Letrame, 2017), con el que persigue visibilizar el papel de la mujer en sectores estratégicos como la agricultura. Relatos de empoderamiento femenino, ligados al medio rural, de antes de que se pusiera de moda esa palabra que alude a la consecución de fuerza por parte de un colectivo desfavorecido.
En concreto, estas mujeres de tierra pertenecen a una generación que se incorporó al mercado laboral en la década de los 80 y los 90 y que, en muchos casos, son hijas de aquellas que ayudaron a levantar los primeros invernaderos. “Conocieron los inicios de la agricultura intensiva”, indica Sobrino.
La más joven, Virginia Bosquet, enóloga de Laujar, tiene 33 años. Y la mayor, Engracia Cano, horticultora antusa, ha cumplido los 77. “Unas fueron a la universidad, pero a la mayoría las quitaron de estudiar con 12 ó 13 años y, al haber recibido una educación con tintes machistas, no son conscientes del mérito que tienen ni se sientan en la necesidad de reivindicarse porque, a pesar de ser autónomas, se sienten más amas de casa que empresarias”, explica la autora.
Se trata de mujeres que trabajan en profesiones que tradicionalmente se han asociado a los hombres. Mujeres pioneras y creativas que tienen el don de reinventarse con “el valor añadido de que han elegido vivir en los pueblos en contacto con la naturaleza, con la tierra, desde el respeto al medioambiente”. “Es el caso de Antonia Medina que, además de ser pionera en el mundo del turismo rural, es una de las últimas personas que viven en Laroya, es decir, su actividad profesional permite que el pueblo siga vivo”, subraya.
Algunas como Lola Gómez Ferrón, de la explotación agrícola Clisol, en El Ejido, e Inmaculada Idáñez, la primera mujer en entrar en COAG, actual presidenta de la Confederación de Mujeres del Mundo Rural (Ceres), son habituales de los medios de comunicación y han recibido reconocimientos de diversas instituciones, pero otras trabajan de forma totalmente anónima. “De hecho, este libro es también un intento de que las nuevas generaciones vean el trabajo que las ha precedido en cuestión de género y comprueben que no nos ha venido todo dado”, señala Araceli Sobrino.
“Almería es una tierra con limitaciones, pero si las mujeres no hubiésemos empujado tanto, los invernaderos no estarían donde están. Queda mucho por hacer, pero estas valientes de las que hablo en el libro han roto su techo de cristal, están donde querían”, expresa.
Presentación 
Hilvanado a modo de viaje pues abarca distintos puntos de la geografía provincial de Vélez Blanco a Villaricos, pasando por La Cañada, El Ejido, Chercos, Lubrín o Laujar de Andarax y organizado a través de entrevistas personales, ‘Mujeres de tierra almerienses’ se presenta el 22 de marzo, a las 18.30 horas, en el Museo de Almería. La entrada es libre.
Aparte de la autora, asistirán al encuentro parte de sus protagonistas que llevarán una muestra de sus productos para una degustación. Participarán también la coordinadora del Instituto de la Mujer (el acto se enmarca en su programa del 8 de marzo), Francisca Serrano, y la presidenta del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas (que patrocina la publicación), Mª Teresa García.
Desde que publicó su primer libro, la novela ‘La seda de Candeleire’, la mujer ha tenido un papel protagonista en la obra de Araceli Sobrino. Así sucedió en ‘La otra orilla’ y ‘Macarrones con tomate’. “Si lo habitual es que los hombres sean los héroes y ellas se queden en adorno o complemento, yo he tratado de invertir eso a través de personajes literarios fuertes que dirigiesen la trama”, confiesa.
En esa evolución natural de su interés por el feminismo, ahora ha querido dejar de inventar personajes y fijarse en mujeres reales, las de ‘Mujeres de tierra almerienses’. Línea que no descarta continuar explorando en un futuro.

ImprimirCorreo electrónico

Más allá de 'Salvados': así es la España rural que muchos desprecian

Artículo de Víctor Lenore, publicado originalmente en El Confidencial.

La noche del pasado domingo, el programa 'Salvados' de Jordi Évole ha escogido un asunto tan desconocido como necesario. Nos referimos a la España rural, esa amplia zona geográfica a la que generalmente se mira con una mezcla de pena y desprecio desde los años ochenta, cuando se impusieron las ansias (un poco paletas) de integrarse a toda mecha en el sueño europeo y copiar en todo lo posible a ingleses, franceses y alemanes. Nuestro país se convirtió en un nuevo rico dispuesto a derrochar en edificios sofisticados (la fiebre Guggenheim/Calatrava), acontecimientos de impacto global (expos, juegos olímpicos) y complejos turísticos para disfrute de clases pudientes europeas (desde Ibiza a Marina D'Or, pasando por los festivales hípsteres).

Por suerte, parece existir una tendencia editorial a descubrir cómo son realmente esas provincias olvidadas. El año pasado triunfó ‘La España vacía. Viaje por un país que nunca fue' (Turner), del periodista y novelista Sergio del Molino, crónica precisa y amena del éxodo rural hacia las urbes entre 1950 y 1970. "Hay que viajar muy al norte, hasta Escandinavia, para encontrar en Europa unas densidades de población tan bajas como las de la España vacía", explica el texto.

Pedimos a Del Molino su opinión sobre la visión hegemónica, que presenta al campo español como patriarcal, derechista y atrasado. "El campo español -suponiendo que exista, yo lo dudo y casi lo doy por extinguido- es menos plural y diverso que las ciudades, pero hace tiempo que dejó de ser un territorio inculto, machista o reaccionario. En el plano político, las elecciones demuestran que la proporción de votos en las provincias rurales es muy similar a la de las grandes ciudades. Si da la impresión de que tienden a ser más conservadoras es por el reparto de escaños en la ley electoral, que hace que el sistema se comporte como mayoritario en las circunscripciones menos pobladas, haciendo inútiles los votos que no vayan a la lista que obtiene el primer puesto".

Se destruye así el primer mito de nuestra mentalidad urbanita. "Socialmente sí que puede haber un desfase conservador con respecto a las ciudades, pero no estamos hablando de la casa de Bernarda Alba. En las comunidades pequeñas es más difícil ser raro o disentir, pero se dan otras forma de disidencia y de rareza que no se ven en las ciudades. El cliché del campo español como brutal y atrasado dejó de estar justificado hace décadas", denuncia Sergio del Molino, cuyo libro ha superado los 50.000 ejemplares vendidos.

Contra dogmas dominantes

¿Cuáles son esas resistencias? Nos lo explica Paco Cerdá, autor del aclamado 'Los últimos. Voces de la Laponia española' (2017, Pepitas de Calabaza), publicado recientemente, pero que va ya por la tercera edición. "Para escribir mi libro, conocí la vida de los últimos resistentes de ese territorio tan deshabitado, que abarca al 13% del país y donde solo vive el 1% de la población española. También conocí muchas otras formas de vida, desmarcadas del capitalismo salvaje. Y comprobé que no hay bandera ni pancarta de amor a una tierra que iguale la dignidad y la defensa de un territorio que mantienen estos últimos habitantes, condensada en una frase que me dijo Antonio en Bubierca (Zaragoza, 25 habitantes): ‘Mientras estemos, aquí estaremos'. Aprendí que la despoblación extrema que afecta al interior de España está mermando la vida de estos resistentes".

Para Del Molino, la división entre la España urbana y la España vacía ofrece ejes de pensamiento distintos a los dominantes. "Podemos pensar otros relatos que sirvan para articular la convivencia del país sin recurrir al nacionalismo y a sus mitos, asumiendo la premisa de que vivimos en una sociedad abierta y compleja donde las identidades tribales solo sirven para levantar muros con los otros y encenagar el debate público en beneficio de alguien. Existe otro diálogo posible desde la intimidad y la mitología familiar, que se opone a los mitos sangrientos sobre los que se construyeron los estados-nación", apunta.

Cerdá explica con precisión la pinza de falsos mitos que atenaza la imagen del campo español. "El medio rural ha sido víctima de una campaña persistente de demonización, por un lado, y de falso espejismo bucólico, por el otro. En ‘Los últimos' hay una voz que aparece para subrayar que las zonas gravemente despobladas tienen una parte de Belfast, en el sentido de que hay un conflicto político invisibilizado que genera desigualdades a sus víctimas, pero también de Toscana: tierra sin contaminación y reserva espiritual de valores en peligro de extinción a escala urbana como lo son el silencio, la ausencia de consumismo compulsivo, la 'tecnoadicción' o un ritmo de vida más humano", explica.

Además, ofrece datos capaces de hacernos abrir los ojos. "No es conocido que casi 5.000 pueblos tienen menos de 1.000 habitantes en este país y todos juntos apenas suman el 3% de la población estatal. O que en estas diez provincias que conforman la llamada Laponia española hay una densidad de 7,3 habitantes por kilómetro cuadrado, la única zona de Europa junto a la Laponia escandinava con semejante nivel de desertificación humana (Barcelona supera los 15.000 habitantes por kilómetro cuadrado). O que en ese territorio, que dobla en tamaño a Bélgica y tiene 1.355 municipios, vive menos gente que en los distritos madrileños de La Latina y Carabanchel juntos", señala.

Llamazares y Delibes

Por supuesto, ninguno de los dos autores piensa que han descubierto algo que no se supiera. Simplemente han aportado dos libros sustanciales a una línea de reivindicación de la riqueza de la España rural. Ambos son admiradores de 'La lluvia amarilla' (1988), la dura y desoladora novela donde Julio Llamazares recrea el monólogo del último habitante de un pueblo abandonado del Pirineo aragonés. "Ese texto es una catarsis y una toma de conciencia del abandono, quizá la primera gran catarsis", destaca Del Molino.

"Aparte de Llamazares, la otra obra esencial es la trilogía ‘El reino de Celama', de Luis Mateo Díez, con un énfasis especial por su primer volumen: ‘El espíritu del páramo' (1996). Otro libro delicioso y de altura es ‘Palabras mayores. Un viaje por la memoria rural' (2015), de Emilio Gancedo", aporta Cerdá.

Por su parte, Del Molino recuerda la inmensa obra de Miguel Delibes. De ella podríamos subrayar ‘El disputado voto del señor Cayo' (1978), un clásico que contiene pasajes memorables, donde un político de la capital, candidato a las primeras elecciones democráticas, acaba rendido a la sabiduría del anciano protagonista, que sobrevive en un pueblo de solo tres habitantes. "Ese tío sabe darse de comer, es su amo, no hay dependencia, ¿comprendes? Esa es la vida, Dani, la vida de verdad y no la nuestra (...) Tú estás sofisticado, yo estoy sofisticado, este está sofisticado, todos estamos sofisticados. No hemos sabido entenderlos a tiempo y ahora ya no es posible. Hablamos lenguajes distintos", lamenta el personaje. Poco después, se extiende con lucidez en plena borrachera. "Imagina, por un momento, que un día los dichosos americanos aciertan con una bomba como esa de neutrones que mata pero no destruye, ¿no? Bueno, es una hipótesis, una bomba que matara a todo dios menos al señor Cayo y a mí, ¿te das cuenta? Es una hipótesis absurda, ya lo sé, pero funciona. Pues bien, si eso ocurriera, yo tendría que ir corriendo a Curueña, arrodillarme ante el señor Cayo y suplicarle que me diera de comer, ¿comprendes? -casi sollozaba-: el señor Cayo podría vivir sin Víctor, pero Víctor no podría vivir sin el señor Cayo. Entonces, ¿en virtud de qué razones le pido yo el voto a un tipo así, Dani, ¿me lo quieres decir?".

ImprimirCorreo electrónico

Cuarta reunión del Subgrupo LEADER y seminario sobre innovación LEADER

La cuarta reunión del subgrupo LEADER, que tuvo lugar en Bruselas el día 21 de febrero, se abrió con una exposición del estado de situación de la medida 19 en los distintos Estados Miembros, por parte de la COM. Se habló además de las medidas que el futuro Reglamento Omnibus establecerá para la simplificación de la PAC que afectan especialmente a LEADER.
Un análisis de las principales temáticas abordadas por LEADER,  desvela que éstas se corresponden con las principales necesidades detectadas en los territorios, siendo las más abordadas:
•    empleo, economía local, crecimiento y competitividad
•    servicios rurales
•    cambio climático
•    inclusión social y reducción de la pobreza
Por parte de los asistentes se comentó la necesidad de que la COM aporte más información sobre los grupos de acción local (GAL) urbanos (DG REGIO) y sea más activa para la comunicación entre todos los distintos tipos de GAL (rurales, pesqueros, urbanos)
Se resumieron las conclusiones alcanzadas en el seminario “Alcanzando resultados al estilo DLP”, entre las que se pueden destacar la necesidad de permitir los errores para permitir la innovación (la innovación es un riesgo en si misma), y la importancia de trasmitir LEADER para potenciar sus éxitos.
Con respecto a la Declaración de Cork, se destacó el impulso que se quiere dar a la metodología del enfoque ascendente para aprovechar el potencial rural, y el objetivo de simplificación en la política de desarrollo rural
Desde la presidencia de ELARD se presentó la Declaración de Tartu, alcanzada en la conferencia“ Renewing LEADER/CLLD for 2020+; Celebrating 25 years of LEADER in Europe!”, entre cuyos mensajes se destacaron la necesidad de que el LEADER se constituya en una plataforma más amplia, extendiéndose a todas las políticas de la UE, y fortaleciendo un diálogo más estrecho entre COM y grupos de acción local. Además, los grupos requieren de una simplificación real de los trámites para poder ejercer realmente su función, y de una desvinculación entre LEADER y las medidas del FEADER, para que el enfoque sea realmente ascendente. Por otro lado, la animación de los grupos debe extenderse no sólo a la asamblea, sino a todos los sectores de la sociedad local: empresas, jóvenes, etc
El Helpdesk para la Evaluación del Desarrollo Rural presentó el borrador de la Guía para la evaluación de LEADER/DLP, que constituye un marco tanto para las autoridades de gestión en cuanto a la evaluación de la programación de la medida 19 en sus programas y su contribución a los objetivos de los PDR y de la estrategia 2020, como para los GAL, en cuanto a la evaluación de sus EDL en relación al valor añadido que aporta la ejecución de los presupuestos a través de la metodología LEADER. La Guía se presentará como definitiva previsiblemente a finales de marzo
La Red Europea de Desarrollo Rural expuso los resultados del Grupo de Trabajo sobre cooperación LEADER a nivel europeo, que cuenta ya con un borrador de Plan de Acción y un recopilatorio de herramientas y actuaciones para favorecer la cooperación LEADER de los distintos estados miembros, entre ellos las actuaciones de la RRN española (GT cooperación LEADER, visitas al territorio para puesta en contacto, etc). Se recordó la existencia de la herramienta online  para la búsqueda de socios, a disposición de los grupos de acción local.
Las tres redes (R.E. de Desarrollo Rural, EIP y Red de Evaluación) indicaron sus próximas actuaciones y eventos en un cronograma, y señalaron también la próxima celebración del evento LINC 2017, en el cual se echa de menos la inscripción de GAL de la parte más occidental de la UE.
Por último, intervino la representante de la iniciativa European Solidarity Corps, que instó a los participantes a difundir la consulta pública con la que pretende definir prioridades para sus actuaciones. Se puede acceder a la consulta en este link Además, todas las presentaciones del subgrupo se pueden encontrar en este enlace.


SEMINARIO “EXTENDING LEADER INNOVATION”
El seminario sobre innovación en LEADER tuvo lugar el día 22 de febrero en la sede de la Red Europea de Desarrollo Rural, y se centró en las diferentes formas en que los GAL y otros actores pueden fortalecer y mejorar la contribución de LEADER para la innovación rural a nivel local, regional, nacional y a nivel de la Unión Europea, ampliando su objetivo y reforzando vínculos con otras actuaciones de innovación rural.  
Para ilustrarlo, grupos de acción local de distintos Estados Miembros presentaron ejemplos de iniciativas innovadoras, entre ellos dos españoles: el GAL TAGUS (Cáceres) , exponiendo su Estrategia vinculada a la Especialización Inteligente en torno a la torta del casar, y el GAL del RIPOLLÈS GES-BISAURA, con su proyecto de cooperación ENFOCC (Energia, Forest i camvi climàtic)
Los ponentes coincidieron en que LEADER tiene un enorme potencial para apoyar la innovación, dado que los GAL, como representantes de la población rural, tienen una gran capacidad para detectar las necesidades de los territorios, y los retos y oportunidades concretas que presentan. Además, tienen un punto de vista multisectorial gracias a su composición, lo que permite abordar las soluciones y actuaciones desde una perspectiva más amplia y global, e implicando a todos los actores interesados.
También se mencionó que para ejercer como apoyo a la innovación, los grupos también deben innovar en la forma en que ejercen de puente de comunicación entre todos los sectores locales, y las técnicas de animación y capacitación La animación de los grupos es fundamental para la innovación a nivel local

ImprimirCorreo electrónico

28F #DiadeAndalucia: Por un mundo rural vivo y lleno de oportunidades

Andalucía conmemora un nuevo 28 de febrero,  y desde las Asociaciones de Desarrollo Rural queremos que sea también un día de reconocimiento a los más de 4,5 millones de mujeres y hombres que viven y trabajan en nuestros territorios rurales y hacen de éstos lugares donde desarrollar dignamente su vida laboral, social y familiar prestando además un servicio a la sociedad de inestimable valor.
 
Generar riqueza y empleo de manera sostenible en el medio rural es el gran reto al que nos enfrentamos para conseguir tener unas zonas rurales vivas, dinámicas y prósperas y que sus habitantes tengan las mismas oportunidades y servicios que en las ciudades. Para ello es fundamental el trabajo de los Grupos de Desarrollo Rural, la colaboración institucional, el compromiso de la Administración y el asociacionismo del mundo rural andaluz para seguir tejiendo redes.
 
Andalucía es y tiene que seguir siendo una región que mira con orgullo a su medio rural y que sabe que en él está la mayor fuente de riqueza.

ImprimirCorreo electrónico

Más artículos...

http://www.zoofirma.ru/